Ir a contenido
¿Cómo quitar los granos de la espalda?

¿Cómo quitar los granos de la espalda?

 

Si hablamos de acné, automáticamente pensamos en cómo los granos, las espinillas o las imperfecciones afectan a la piel del rostro. Pero, el acné corporal también es tan común como el facial. Sobre todo, el acné en la espalda o backné: una preocupación mucho más común de lo que imaginamos. De hecho, según un estudio tiene una prevalencia del 61%. 

Además, ahora que viene el verano y tenemos ganas de disfrutar del sol, estar en la playa y vestir ropa ligera, lucir una piel saludable y bonita es más importante que nunca. Hoy te contamos por qué aparecen los granos en la espalda y cómo ayudar a reducirlos.

 

¿Por qué aparecen granos en la espalda?

El acné es una enfermedad inflamatoria crónica del folículo pilosebáceo (que engloba el folículo del pelo y la glándula sebácea), muy común, que se manifiesta principalmente con un exceso de sebo en la piel. El sebo obstruye el poro y se forma el comedón abierto -conocido como punto negro- o el comedón cerrado -conocido como espinilla-. Cuando empieza la colonización y proliferación bacteriana, por ejemplo del Cutibacterium acnes, se forma una lesión inflamatoria que identificamos coloquialmente como grano.   

En el cuerpo tenemos un elevado número de glándulas sebáceas. Diferentes factores como el sudor y el roce con la ropa pueden provocar brotes de acné en la espalda, pecho y hombros.

 

¿Cómo puedo reducir los granos en la espalda?

1. Limpia la piel a diario

Mantén tu rutina de higiene habitual. Aunque tu piel mejore en verano, es importante seguir utilizando tus productos habituales de higiene, como Germisdin Original Higiene corporal de uso diario, ayuda a proteger la piel, limpia y respeta la barrera de la piel. Un tip que nunca falla: si practicas deporte, dúchate justo después de acabar. El sudor y el roce con la ropa pueden crear el entorno perfecto para que las bacterias que causan los granos proliferen.

2. Controla el exceso de sebo y exfolia suavemente tu piel

Para combatir los granos y las imperfecciones, la clave está en acelerar la renovación natural de tu piel. Acniben Body reduce los granos corporales exfoliando suavemente tu piel gracias a su fórmula única con ácido salicílico y ácido glicólico. Estos dos ingredientes ayudan a las pieles grasas con tendencia acneica a eliminar el exceso de seboPor un lado, el ácido glicólico ayuda a mejorar los granos, suaviza la textura de la piel y regulando el sebo de las pieles grasas. Por otro lado, el ácido salicílico promueve la renovación celular y mejora las irregularidades de la piel.

 

3. Ten cuidado con el sol

Al exfoliar tu piel con Acniben Body, tu piel quedará más sensible. Por ello, recomendamos su uso en tu rutina de noche, dejándolo actuar durante más horas. En caso de hacerlo por el día, fotoprotégete con protectores solares con un SPF alto y evita la exposición solar durante las horas centrales del día. Además, asegúrate de que el fotoprotector es mineral oil free y no comedogénico.

4. Evita tocarte los granos

Recuerda no tocarte los granos o comedones. ¿Por qué? Porque no conseguirás nada bueno para tu piel: las impurezas se pueden convertir en cicatrices y manchas, o incluso provocar una sobreinfección.

5. Viste prendas de tejidos naturales

Viste prendas de tejidos naturales y cómodas para no irritar aún más las zonas con acné.


¿Has tomado nota? Un buen cuidado de la piel puede ayudar a reducir estas incómodas lesiones. Y luce una piel más sana y bonita todo el año.

 

Artículo anterior Cómo lucir una piel perfecta y radiante en tu próximo evento