Ir a contenido

Bioequivalentes

Laboratorios Ascend Chile

 

¿Qué es un medicamento bioequivalente?

Un medicamento bioequivalente es aquel que tiene el mismo efecto en el organismo que un medicamento original. Esto significa que, además de tener el mismo principio activo en las mismas cantidades, ha demostrado mediante estudios científicos, que tiene la misma eficacia y seguridad.

¿Cómo se demuestra la bioequivalencia?

Se demuestra mediante estudios que comparan la cantidad de medicamento que llega a la circulación sanguínea y la velocidad con que ese proceso ocurre.

Son estudios científicos, certificados por el Instituto de Salud Pública, y permiten asegurar que el efecto terapéutico del medicamento bioequivalente será el mismo que el del medicamento original.

¿Por qué es importante disponer de medicamentos bioequivalentes?

Si disponemos de dos o más medicamentos bioequivalentes, entonces el paciente puede escoger cualquiera de ellos sin poner en riesgo el resultado del tratamiento. Por ejemplo, puede escoger el de menor costo, generar ahorro y así facilitar el cumplimiento del tratamiento indicado por el médico.

La bioequivalencia permite que personas e instituciones realicen un gasto más eficiente en salud y de esa manera, los pacientes puedan acceder a mejores herramientas de diagnóstico y tratamiento.

¿Siempre puedo escoger un medicamento bioequivalente?

Sí, cualquiera sea la condición de venta del medicamento, el paciente tiene el derecho de escoger una alternativa bioequivalente a la indicada en la receta médica.

¿Qué diferencia hay entre un bioequivalente y un genérico?

Dentro de los medicamentos bioquivalentes, hay medicamentos genéricos (los que se comercializan con el nombre de su componente) y medicamentos de marca (los que tienen un nombre de fantasía). Todos ellos han demostrado tener el mismo efecto terapéutico y por lo tanto son intercambiables entre sí.

¿Todos los medicamentos tienen bioequivalentes?

No todos, pero cada vez existe una mayor cantidad de medicamentos bioequivalentes disponibles para tratar enfermedades frecuentes como hipertensión, diabetes, hipotiroidismo, y también enfermedades complejas como cáncer, artritis, entre otras. También hay anticonceptivos bioequivalentes.

Además hay medicamentos bioequivalentes para tratar enfermedades agudas como distintos tipos de infecciones, alergias, dolor y fiebre.

¿Cómo puedo saber si mi medicamento tiene una alternativa bioequivalente?

Los medicamentos bioequivalentes se reconocen por su isologo amarillo.

Puedes consultar las alternativas bioequivalentes en cualquiera de nuestras farmacias y en nuestro sitio web cruzverde.com, donde siempre encontrarás la asesoría profesional de un Químico o Química Farmacéutica.